Tratamientos para Enfermedades Urológicas

  • Piedras en riñón y vías urinarias
  • Infecciones en vías urinarias
  • Varicocele
  • Disfunción eréctil
  • Implante de pene (prótesis).
  • Eyaculación precoz
  • Infertilidad en el hombre
  • Enfermedades de transmisión sexual.
  • Virus del papiloma humano (Verrugas genitales).
  • Uretritis (secreción uretral).
  • Andrología.
  • Vacuna para el VPH.
Roberto Alejandro García Carrillo

Roberto Alejandro García Carrillo

Cirujano Urólogo

Cédula Médico Cirujano: 7361192
Cédula Especialidad: 10336461

  • Cirujano laparoscopista y robótico entrenado en México, Francia e Inglaterra.
  • Certificado en cirugía robótica en Estados Unidos.
  • Certificado por el Consejo Nacional Mexicano de Urología.
  • Miembro de la Asociación Mexicana de Cirugía Robótica
  • Miembro de la American Urological Association

 

Tener una enfermedad urológica es motivo de preocupación y ansiedad, entiendo el impacto que genera en usted y en su familia. Tenga la confianza y seguridad que abordaré de una manera meticulosa su padecimiento desde la primera consulta, donde se trabajará en su nuevo expediente clínico, integraremos aquellos antecedentes relacionados a su motivo de consulta así como una adecuada exploración física y explicación a detalle sobre sus signos, síntomas, impresión diagnóstica y tratamiento. Para mí, es muy importante que no tenga dudas sobre el motivo de su consulta y manejo, para que regrese a casa con tranquilidad. 

Agenda tu cita

Agenda tu cita

Desde mi formación como especialista, he sido galardonado con el primer lugar en eventos de investigación, invitado a participar a pláticas de índole urológico y de investigación en diferentes instituciones públicas y privadas, así como becado para formarme en diversas instituciones en el extranjero, entre ellos el Colegio Imperial de Londres, top 10 de universidades en el mundo. Asimismo, he publicado artículos en revistas nacionales e internacionales de prestigio como responsabilidad de aportar a la comunidad urológica nacional e internacional. Fui jefe de residentes de mi servicio y hospital durante mi formación por la convicción y vocación de siempre mejorar los procesos académicos y operativos.
Mi entrenamiento y formación en los mejores hospitales de México, Francia e Inglaterra tanto en tratamientos quirúrgicos como en manejo del cáncer urológico le brindarán un gran beneficio en el pronóstico de su padecimiento. 
Tenga por seguro que la atención que recibirá será la que usted merece. No espere más en atenderse, acérquese a un servidor. Estará en excelentes manos.

Tratamiento quirúrgico para cáncer de próstata

Prostatectomía radical laparoscópica

En una prostatectomía radical laparoscópica (laparoscopic radical prostatectomy, LRP), el cirujano hace varias incisiones pequeñas, a través de las cuales se insertan instrumentos especiales y largos para extirpar la próstata. Uno de los instrumentos tiene una pequeña cámara de video en el extremo que permite al cirujano observar dentro del abdomen.

La prostatectomía laparoscópica tiene sus ventajas sobre la prostatectomía radical abierta, incluyendo menos pérdida de sangre y dolor, estadías más breves en el hospital (usualmente no más de un día) y períodos de recuperación más cortos (aunque será necesario mantener el catéter en la vejiga por aproximadamente la misma cantidad de tiempo).

 

Cuando se realiza por médicos con experiencia en el procedimiento, la prostatectomía radical laparoscópica parece ser tan eficaz como la prostatectomía radical abierta, aunque todavía no contamos con los resultados a largo plazo de los procedimientos hechos en los Estados Unidos.

Las tasas de los principales efectos secundarios de la LRP, tales como problemas de erección y dificultad para retener la orina (incontinencia) parecen ser casi las mismas que para la prostatectomía abierta. (Estos efectos secundarios se describen más adelante). Con este método, puede que se retrase un poco la recuperación del control de la vejiga.

 

Prostatectomía radical laparoscópica asistida por robot

En este método, conocido también como prostatectomía robótica, la cirugía laparoscópica se hace mediante el uso de un sistema robótico. El cirujano se sienta frente a un panel de control cercano a la mesa de operaciones y mueve los brazos robóticos para operar a través de varias incisiones pequeñas que se hacen en el abdomen del paciente.

La prostatectomía robótica ofrece ventajas sobre el método abierto en términos de menos dolor, pérdida de sangre y tiempo de recuperación. Sin embargo, en términos de los efectos secundarios que más preocupan a los hombres, como problemas urinarios o problemas de erección, (descritos más adelante), parece no haber una diferencia entre la prostatectomía robótica y otros métodos.

Para el cirujano, el sistema robótico puede proveer más maniobrabilidad y más precisión cuando se mueven los instrumentos que con la prostatectomía radical laparoscópica convencional. Aun así, la experiencia y la destreza del cirujano son los factores más importantes en el éxito de cualquiera de los dos tipos de cirugía laparoscópica.

Beneficios de la intervención con asistencia robótica.

La visualización, precisión, destreza y control otorgados por el sistema quirúrgico robótico ofrece las siguientes ventajas con respecto a otros procedimientos:

  • Estancia hospitalaria más corta
  • Menos pérdida de sangre
  • Menor necesidad de transfusiones de sangre
  • Menor riesgo de complicaciones
  • Menor riesgo de infección de heridas
  • Menos días con catéter
  • Menos dolor
  • Recuperación más rápida y vuelta a las actividades normales en un periodo de tiempo más corto
  • Retorno más rápido de la función eréctil (sexual)
  • Mayores probabilidades de recuperación de la continencia urinaria

    El sistema robótico ofrece al cirujano más maniobrabilidad y más precisión que la que tenía durante la cirugía abierta o la cirugía laparoscópica convencional.

    • El tejido que rodea la fascia endopélvica puede ser identificado, delineado, y expuesto fácilmente utilizando sistema de visión 3D HD y los instrumentos EndoWrist totalmente articulados
    • Aumento de la retracción y del control sobre la uretra posterior para ayudar en la sección del cuello de la vejiga
    • La disección cuidadosa del ápex prostático permite preservar toda la longitud de la uretra
    • Preservación delos nervios erectoresy disección precisa de la próstata
    • Colocación de la aguja de sutura precisa y necesaria para realizar una anastomosis entre vejiga y uretra.

    tratamiento para crecimiento prostático obstructivo

    Tratamiento del crecimiento de la próstata con láser verde

    El tratamiento del crecimiento de la próstata con láser verde (GreenLight ™ ) es un procedimiento reciente a las técnicas mínimamente invasivas en el tratamiento del crecimiento de próstata.

    El procedimiento utiliza la tecnología de luz láser de alta potencia combinada con una fibra óptica para vaporizar el crecimiento excesivo de la próstata de forma rápida y precisa. A medida que el cirujano dirige el láser hacia la próstata, los pulsos intensos de luz emitidos por la fibra son absorbidos por la sangre. En unos momentos, la temperatura de la sangre se vuelve tan grande que hace que las células cercanas se evaporen. Se está utilizando como una alternativa a la resección transuretral de la próstata (RTUP) y se ha demostrado que es igual en términos de efectividad en la mejora de los síntomas. Hay un creciente interés en esta técnica por parte de pacientes y profesionales debido a su simplicidad y eficiencia. GreenLight ™ se mantiene solo en su capacidad de brindar a los pacientes alivio rápido de los síntomas, facilidad y comodidad del flujo urinario y mínimos efectos secundarios a corto plazo. Esta técnica es demasiado nueva para que se hayan completado los estudios a largo plazo, pero después de cinco años se ha demostrado que mantiene su nivel de mejoría en el flujo urinario y la comodidad, y que brinda a los hombres la calidad de vida que merecen.

    Beneficios de del tratamiento prostático con láser verde (Greenlight)

    • Sangrado mínimo
    • Solo el 30% de los pacientes necesitan un catéter postoperatorio.
    • Alta el mismo día
    • Reanude las actividades normales en 2 a 3 días con precaución
    • Regrese al nivel de actividad vigorosa en 4 a 6 semanas.
    • Las complicaciones ocurren con poca frecuencia y son leves si lo hacen.
    • La impotencia postoperatoria no se ha asociado con PVP
    • La eyaculación retrógrada es menos probable con PVP
    • La disfunción eréctil no es típica en pacientes con PVP
    • Éxito a largo plazo en la mejora del flujo de orina
    • Menos síntomas de obstrucción urinaria.

    Resección transuretral de la próstata

    La resección transuretral de la próstata es una cirugía usada para tratar problemas urinarios debido a una próstata agrandada o crecimiento prostático obstructivo.

    Se inserta un instrumento combinado que es visual y quirúrgico (resectoscopio) a través de la punta del pene y este pasa a través del conducto urinario (uretra) hasta llegar a la próstata en su parte interna. Usando el resectoscopio, se recorta el exceso de tejido prostático que bloquea el flujo de orina. El médico no tendrá que hacer ningún corte (incisión) en la parte externa del cuerpo.

    Este procedimiento se considera una opción para hombres con problemas urinarios de moderados a graves que no responden al tratamiento con medicamentos. Tradicionalmente, se considera que la resección transuretral de la próstata es el tratamiento más eficaz para el agrandamiento de la próstata.

    Por lo general, la resección transuretral de la próstata alivia rápidamente los síntomas. La mayoría de los hombres experimentan un flujo de orina significativamente mayor en pocos días. En ocasiones, es necesario un tratamiento de seguimiento para aliviar los síntomas, particularmente después de varios años.

    Cirugía de próstata por láser de holmio

    La cirugía de próstata por láser de holmio es un tratamiento de mínima invasión para el crecimiento prostático. El procedimiento, también se conoce como enucleación prostática con láser de holmio (HoLEP), utiliza un láser para extraer el tejido prostático que está obstruyendo el flujo de salida de la orina. Luego se usa otro instrumento para cortar el tejido prostático en fragmentos fácilmente extraíbles por el conducto urinario.

    La HoLEP es similar a la cirugía de próstata tradicional pero NO REQUIERE INCISIONES. Puede ser una opción para los hombres que tienen una próstata muy agrandada.

    La HoLEP extirpa toda la parte de la próstata que bloquea el flujo de orina. El tratamiento ofrece una solución duradera para los hombres que tienen una próstata agradada, enfermedad conocida como hiperplasia prostática benigna.

    En comparación con la cirugía de próstata tradicional, la HoLEP puede ofrecer una recuperación y un alivio de los síntomas más rápidos. Menos del 2 % de los hombres que se someten a una HoLEP necesitan un tratamiento posterior para los síntomas urinarios.

    Crecimiento Prostático

    La próstata es una glándula del cuerpo que solo existe en el hombre y que sirve para producir líquido prostático que mantiene vivos…

    Cáncer Urológicos

    • Cáncer de Próstata
    • Cáncer de Vejiga
    • Cáncer de Riñón
    • Cáncer de Testículo

    Financiamiento y Aseguradoras

    Aceptamos todas las Aseguradoras

    Aceptamos Tarjetas de Crédito

    Dirección:

    Hospital Ángeles del Pedregal. CDMX
    Consultorio 217

    Teléfonos:

    (55) 5652 6586‬

    01 (800) 777 0086‬ (Interior de la República)

    Urgencias:

    55 73967036

    Urología Laparoscópica y Robotica CDMX